Fuente: http://www.cadenadesuministro.es 03.04.19

Tras conocerse la investigación de la Guardia Civil a una empresa madrileña por el uso de dispositivos fraudulentos que anulaban los sistemas utilizados para la reducción de gases, desde Transport & Environment han confirmado que también se han detectado casos similares en países como Reino Unido o Alemania.

De hecho, se han encontrado bastantes conexiones en este mismo caso con Francia y Reino Unido, pero Europol, que ha participado en la operación, todavía no ha desvelado la naturaleza de esas relaciones.

El escándalo, dicen en la Asociación, podría ser mayor incluso que el del “Dieselgate” protagonizado por Volkswagen, al menos en lo que se refiere al exceso de emisiones en el transporte por carretera.

Además, pone de manifiesto la excesiva vulnerabilidad de los sistemas de control de emisiones en los camiones diésel. Los emuladores resultan muy económicos e incluso pueden encontrarse en Internet vídeos sobre cómo utilizarlos, tal y como denuncian las autoridades.

Los dispositivos utilizados por estas empresas son capaces de engañar a la electrónica de a bordo, de modo que no se detecte ninguna alteración en el sistema de reducción catalítica selectiva. Esto permite a los operadores reducir los gastos derivados de la compra de aditivos para controlar los gases nocivos, así como los gastos de mantenimiento.

Desde el Parlamento Europeo, lamentan que no se haya aprendido lo suficiente de lo ocurrido con Volkswagen e insisten en que el caso detectado en España es llamativo, pero no resulta sorprendente.

Hace 3 meses



Política de cookies

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia fiable y personalizada en Grupo Asebutra. Al navegar por Grupo Asebutra, aceptas nuestro uso de política de cookies.