La creación del nuevo Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que supone la desaparición del Ministerio de Fomento, y a cuyo frente se ha situado a José Luis Ábalos, actual ministro de Fomento y uno de los hombres de máxima confianza del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, supone dar una respuesta favorable a una de las grandes demandas históricas del sector español del transporte.

La inclusión en la denominación del ministerio del término «transporte» debe servir, o al menos esa es la esperanza del sector, para que esta actividad ocupe un lugar de mayor relevancia en la estrategia del Gobierno. Desde el mundo asociativo español del transporte de mercancías por carretera no se ha dejado pasar la ocasión, una y otra vez, especialmente en los últimos meses, para insistir en la consideración de su labor como estratégica para la economía nacional.

Hace 1 semana



Política de cookies

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia fiable y personalizada en Grupo Asebutra. Al navegar por Grupo Asebutra, aceptas nuestro uso de política de cookies.