Fuente: elperiodicodelaenergia.com

Comienza un nuevo año y entran en funcionamiento nuevos impuestos. Uno de los que más va a escocer es el Impuesto Especial sobre Hidrocarburos, un impuesto que fue aprobado en los últimos Presupuestos Generales del gobierno de Rajoy, en 2018, y que incorpora una armonización de las tasas de los carburantes a nivel estatal. Según se señala en la Ley 6/2018, de 3 de julio, donde se presentaron los Presupuestos Generales del Estado para el año 2018, “al objeto de garantizar la unidad de mercado en el ámbito de los combustibles y carburantes, sin que dicha medida suponga un menoscabo de los recursos de las Comunidades Autónomas y todo ello dentro del marco normativo comunitario”, se unificarán los precios del diésel.

Esto supone que algunas regiones tendrán una subida superior a los cuatro céntimos el litro del diésel y otros se mantendrán los precios. Las Comunidades Autónomas que más van a ver incrementar los precios serán País Vasco, Navarra, Cantabria, Castilla y León y La Rioja (4,8 céntimos por litro), les sigue Madrid con 3,1 céntimos por litro, Aragón (2,4 céntimos/litro) y Extremadura (0,96 céntimos/litro).

El origen de estas diferencias está en el céntimo sanitario que se aprobó en 2002 durante el Gobierno de José María Aznar, y produce un efecto frontera entre regiones.

Hay un impuesto estatal general que grava la gasolina sin plomo de 95 octanos y el del diésel, con 40,07 céntimos el litro y 30,7 céntimos respectivamente. Por otro lado, hay otro impuesto más, uno estatal especial, que supone añadir 2,4 céntimos de euro por litro para los dos carburantes. El que se va a armonizar desde hoy mismo es otro diferente, el de del tramo autonómico, que pasará a ser de 7,2 céntimos de euro por litro.

Tarifa 1.a:


Epígrafe 1.1 Gasolinas con plomo: 433,79 euros por 1.000 litros de tipo general y 72 euros por 1.000 litros de tipo especial.


Epígrafe 1.2.1 Gasolinas sin plomo de 98 I.O. o de octanaje superior: 431,92 euros por 1.000 litros de tipo general y 72 euros por 1.000 litros de tipo especial.


Epígrafe 1.2.2 Las demás gasolinas sin plomo: 400,69 euros por 1.000 litros de tipo general y 72 euros por 1.000 litros de tipo especial.


Epígrafe 1.3 Gasóleos para uso general: 307 euros por 1.000 litros de tipo general y 72 euros por 1.000 litros de tipo especial.


Epígrafe 1.4 Gasóleos utilizables como carburante en los usos previstos en el apartado 2 del artículo 54 y, en general, como combustible: 78,71 euros por 1.000 litros de tipo general y 18 euros por 1.000 litros de tipo especial.”

Mientras esto es ya una realidad, aún queda un impuesto más por incorporarse a la fiscalidad de los carburantes. Es el tan polémico impuesto al diésel anunciado por la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, también se incorporará en 2019 pero aún no tiene fecha de inicio.

Este impuesto estaría ligado a la aprobación de los PGE pero por el momento está en stand by, al menos hasta marzo. De aprobarse, se produciría un aumento en el precio de este carburante de hasta 14,3 céntimos por litro, para equipararlo al de la gasolina, eximiendo al gasóleo bonificado a transportistas y agricultores.

Hace 4 meses



Política de cookies

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia fiable y personalizada en Grupo Asebutra. Al navegar por Grupo Asebutra, aceptas nuestro uso de política de cookies.