Fuente: elcorreodeburgos.com 14.11.17

 

El desvío es obligatorio para vehículos pesados de tipo 2 / Las administraciones no concretan fecha para su puesta en marcha / ‘Afectados por la N-I’ cree que es «un remedio parcial» 

Tras diversas reuniones desarrolladas en las últimas semanas, el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez Quiñones, y el secretario general de Infraestructuras, Manuel Niño, acordaron ayer la implantación de bonificaciones en el desvío de vehículos pesados tipo 2- camiones y autocares de cuatro ejes o más así como turismos, furgones, furgonetas y microbuses de dos ejes- de la N-I a la AP-1. La aplicación de estas bonificaciones para los vehículos que circulen en el tramo de la autopista AP-1 entre Castañares y Armiñón irá acompañadas, tal y como recoge la nota de prensa de la consejería, por medidas de desvío obligatorio para estos vehículos.

El documento recoge que las bonificaciones serán del 75% para los vehículos que empleen dispositivos de telepeaje y del 71,23% para el resto, sin embargo, la nota no precisa las fechas de implantación. Para articularla, aseguran desde la Administración regional, será necesaria la suscripción de un convenio entre ambas administraciones y la sociedad concesionaria- Europistas- que se comenzará a tramitar en los próximos días, junto a una consulta con el sector del transporte.

Serán ambas administraciones, Junta y Ministerio de Fomento, quienes se encargarán de compensar esta bonificación a la concesionaria. En concreto, la Administración regional se ha comprometido a aportar un millón de euros para tal fin. Cabe recordar que ahora los vehículos están pagando, en el tramo de la autopista que va desde Castañares hasta Armiñón,12,90 euros en el caso de los camiones de cuatro o más ejes y turismos, furgones, furgonetas y microbuses de dos ejes, y que ahora pagarán 3,3 euros si cuenta con telepeaje y 3,7 euros si no dispone de él. En el caso de los autocares de cuatro ejes, que abonan en ese mismo tramo 24,7 euros, con esta medida pasarán a pagar 6,1 euros con telepeaje y 7,1 sin él.

Tal y como aseguran desde la consejería, esta implantación pretende mejorar las condiciones de circulación y seguridad vial en el tramo burgalés de la N-I, así como disminuir la siniestralidad, la congestión y el nivel de emisiones.

En este sentido, la secretaria general del PSOE en Burgos, Esther Peña, y la alcaldesa de Miranda de Ebro, Aitana Hernando, calificaban la medida de «parcial» y aseguraban que se convierte en un «mero parche». Las socialistas apuntan que «el acuerdo excluye del desvío obligatorio bonificado a muchos camiones y a la mayoría de los autobuses y adolece de numerosas imprecisiones, ya que ni explica cuándo se firmará ni si la opinión del sector del transporte será decisiva».

Por su parte, desde la Asociación de Afectados por la N-I, su presidente Rafael Solaguren celebraba la medida con optimismo moderado. «El hecho de no tener camiones de esas dimensiones en la nacional a nosotros nos puede salvar la vida y esperamos que esta medida se implante más pronto que tarde», apuntó Solaguren, quien sin embargo añadió que «la bonificación debiera ser del 100% porque, aunque sea poco, a los camionero se le hará pagar un problema que no es suyo».
Y es que para el presidente de la asociación «esta medida es una remedio parcial, que además llega tarde» y recordaba, una vez más, que la solución definitiva «sigue siendo la liberalización de la AP-1, es la medida más positiva para todos».

Solaguren avanzaba, además, que el próximo 1 de diciembre, la asociación volverá a hacer una manifestación con cortes en la vía «para recordar que queda un año para la finalización de la concesión a Europistas de la AP-1 y queremos empezar la cuenta atrás y seguir uniendo fuerzas y movilizar al mayor número de personas para lograr la liberalización de la vía, que es la solución real».

LOS PROFESIONALES

La opinión de los profesionales del transporte no es distinta a la de la asociación y es que el presidente de la Asociación Burgalesa de Transportistas, José Luis Olivella, quien en la actualidad ostenta también la presidencia de la Federación Interregional de Asociaciones de Transporte (Fitrans) apuntaba que «a pesar de la buena intención, la medida se queda corta y es que esperábamos una bonificación del 100%, máxime cuando la Junta colaborará con un millón de euros en esta medida aún cuando no tiene cedida la carretera».

Olivella apunta que «al margen del tiempo que tengamos que estar con esta medida, que no lo sabemos porque las administraciones no han concretado el inicio de la misma», la solución definitiva pasa por «la liberalización de la autopista y esperamos que así sea el 1 de diciembre de 2018». Y es que el presidente de Asebutra recordaba que, a partir del 1 de enero de 2018, el tráfico pesado «deberán afrontar el pago de un máximo de 10 euros por el uso de la N-I desde Etxegarate hasta Irún, en la provincia de Guipúzcoa».

La N-I se ha cobrado la vida de siete personas en lo que va de año, mientras que en los últimos quince años han fallecido 117 personas y si contabilizan desde el año 1993, la cifra se incrementa «hasta las 250 personas».

Hace 1 año



Política de cookies

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia fiable y personalizada en Grupo Asebutra. Al navegar por Grupo Asebutra, aceptas nuestro uso de política de cookies.