Fuente: www.todotransporte.com 02.11.18

El conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet se muestra partidario de implantar una viñeta en las vías catalanas de alta capacidad.

El conseller catalán de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, ha anunciado este miércoles que el Departamento ha llegado a un acuerdo con la Federación de Asociaciones de Transporte de Cataluña para “mejorar el sistema de desvío de los camiones desde las carreteras N-340, N- 240 y N-II y mejorar los tráficos locales provenientes de Lérida y los de Tarragona”.

En una nota de prensa, Calvet afirma que los responsables de la Generalitat “entendemos que es un agravio para ellos (los transportistas locales) no poder reincorporarse en el sentido de la marcha desde las nacionales a las autopistas”, porque esta circunstancia provoca en demasiadas ocasiones “alargar la ruta, una pérdida de tiempo y un aumento de los costes económicos del servicio”, una inquietud que los transportistas catalanes ya manifestaron al conseller hace semanas.

Sin embargo, han tenido que producirse diversas protestas en forma de marchas lentas de camiones y la amenaza de nuevas movilizaciones en víspera del puente de Todos los Santos para que el Ejecutivo regional haya reaccionado y se haya comprometido con los transportistas catalanes a repensar el decreto de desvío obligatorio de vehículos pesados de modo que la norma sea menos onerosa para los camiones de la zona.

De hecho, en la nota de prensa publicada por el Departamento de Territorio y Sostenibilidad se reconoce haber analizado el decreto que regula las condiciones de los desvíos obligatorios para camiones desde las nacionales hacia los peajes “y se ha visto que es posible meter la demanda del sector”.

Por ello, el Servei Català de Trànsit dará instrucciones a los Mossos d’Esquadra para que permitan que los transportistas de Lérida y Tarragona se beneficien de la excepción al desvío “lo antes posible”, tal y como ha asegurado el propio Calvet.

Recordemos que como consecuencia de este acuerdo, los transportistas catalanes decidieron desconvocar las marchas lentas previstas para el 31 de octubre, gesto que el conseller ha querido “agradecer públicamente”, porque demuestra que “con el diálogo que hemos tenido podemos llegar a soluciones concretas” sin rebajar “ni un ápice” el objetivo de la mejora de la seguridad vial.

Además, Calvet ha agradecido a los transportistas que habían convocado las protestas “la confianza que depositan en nosotros desconvocando las movilizaciones sin haber hecho efectivo todavía el acuerdo”. En cualquier caso, los responsables de la Federación Empresarial de Auto-transporte de la provincia de Tarragona (FEAT), subrayan que “si se constata que no hay voluntad negociadora por parte de la Generalitat de Cataluña, el sector de forma unitaria realizará una protesta el próximo 5 de diciembre de 2018”.

“El desvío era un clamor”


Por su parte, el conseller ha destacado que “el desvío (de camiones hacia las autopistas de peaje) era un clamor para el territorio” y que la Generalitat publicó el decreto “no sin esfuerzos, negociando con el Ministerio una solución que tardó en llegar”. Cuando llegó el momento de redactar el decreto “se primó la seguridad por encima de los costes, por responsabilidad como Gobierno”.

En opinión del conseller de Territorio y Sostenibilidad, se dio con “una solución muy trabajada. Y a los resultados me remito, ya que desde el desvío ha bajado la accidentalidad de forma drástica y las víctimas mortales”.

Descarta más bonificaciones


Pese a que en la reunión que se celebró el pasado miércoles, 31 de octubre, transportistas y Administración acordaron poner en marcha una mesa negociadora, la Generalitat ya ha adelantado que no incrementará la cuantía de las bonificaciones. “No nos estamos planteando aumentar el porcentaje de subvención que damos a los vehículos pesados ​​para estos desvíos de la N-340 y la N-240 hacia las autopistas de peaje”, ha asegurado Calvet.

En cualquier caso, el conseller ha aclarado que lo que el Ejecutivo regional sí se plantea es “proponer subvenciones a los residentes del ámbito de la N-240, y así lo hemos expuesto al Ministerio de Fomento”. Sea como fuere, Damià Calvet ha hecho hincapié en el hecho de que “todos sabemos que estas son medidas transitorias”, y lo que conviene, recordó, “es que se desdoble la nacional y que pasemos a un sistema de gestión de las vías de altas prestaciones no mediante peajes, sino por viñeta”.

Hace 1 semana



Política de cookies

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia fiable y personalizada en Grupo Asebutra. Al navegar por Grupo Asebutra, aceptas nuestro uso de política de cookies.