Fuente: transporte3.com 27.08.18

El Ministerio de Fomento utilizará parte de los fondos adicionales que reciba de la elevación del techo de gasto para pagar las bonificaciones a los vehículos pesados y compensar a las concesionarias, después del acuerdo alcanzado entre el PSOE y Podemos, según anuncia El País.

De esta forma se confirma lo anunciado hace unas semanas, y a partir del próximo mes de septiembre los camiones dejarán de circular por las carreteras N-340 y N-240 y tendrán que desviarse obligatoriamente por las autopistas de peaje AP-7 y AP-2.

Las reducciones aplicadas por las concesionarias a los vehículos pesados son del 50% del importe del peaje a aquellos que realicen distintos recorridos internos dentro de las mismas. Y descenderá hasta el 42,53% de peaje para otros vehículos pesados que circulen por el tramo de la AP-7 entre Altafulla-Vilafranca Sur, el tramo de la autopista AP-2, Les Borges Blanques-El Pla de Santa María, y el tramo de la AP-7 entre Peñíscola-L’Hospitalet de L’Infant.

Tal y como ha avanzado El Periódico, Fomento aprobará varios decretos para estipular las bonificaciones y para determinar la compensación a las concesionarias, que tendrá un máximo de 40 millones de euros para el periodo 2018-2021 (35,26 millones de euros en el caso de Acesa y a 4,8 millones para Aumar).

Hace 3 meses



Política de cookies

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia fiable y personalizada en Grupo Asebutra. Al navegar por Grupo Asebutra, aceptas nuestro uso de política de cookies.